Relojes inteligentes chinos: abriendo horizontes en el mercado

Pensar en un wereable nos lleva automáticamente la mente hacia el lado de los relojes inteligentes. Estos aparatos, que de cierta forma modificaron el modo en cómo le damos un sentido más práctico a la tecnología y, en especial, a esa conexión de los smartphones con la cotidianeidad, han sufrido fantásticas alteraciones desde que salieron recién al mercado hasta ahora, donde al igual que en cualquier otro
campo de la tecnología, los chinos han ingresado fuertemente abriendo el espectro para que los precios bajos sean también parte del mercado de los relojes inteligentes.


Al respecto, existen numerosos relojes inteligentes chinos, de variada calidad y, por lo general, a precios muy convenientes. Al igual que como sucede en el área de los teléfonos móviles, la industria china ha conseguido penetrar en el campo de los smartwatches ofreciendo al público una mayor variedad de productos que se comercializan, de manera alternativa, en precios más bajos que los de cualquier marca reconocida. Considerando el hecho de que, pese a todo, sigue siendo un lado alternativo del mercado, al menos democratizan el comercio y permiten que wereables como estos puedan llegar a más personas.



El factor precio


Cuando aparecieron los primeros teléfonos inteligentes, muchos llegamos a pensar que jamás tendríamos uno de esos puesto que los precios, en ese entonces, eran realmente altos y prácticamente inaccesibles para el bolsillo común. Hoy en día, la realidad es muy diferente e incluso, si no se cuenta con el dinero suficiente para un móvil reconocido, siempre estará la posibilidad de comprar un smartphone chino.


Una situación similar ocurre con los relojes inteligentes. Los primeros smartwatches del mercado eran realmente caros y pensar en tener uno era bastante raro. Ahora, cualquiera puede llegar a lucir uno de esos en la muñeca del brazo y contar con un elemento que ofrezca un aterrizaje completo de la tecnología.


Un reloj inteligente chino, por supuesto, seguirá siendo una opción alternativa, pero que a lo menos debiese ser considerada como una alternativa de ahorro. A fin de cuentas, el factor precio seguirá marcando ciertos patrones comerciales mientras los ingresos continúen siendo dispares en nuestra sociedad.

Comentarios